User-agent: * Allow: / Wonalixia Arte©: 08-dic-2009

Páginas

martes, 8 de diciembre de 2009

Rayuela Capitulo 92-Fragmento-Julio Cortázar


Rayuela Capítulo 92 - Julio Cortázar


"Toda esa tarde asistió otra vez ,una vez más,
una de tantas veces más,
testigo irónico y conmovido de su propio cuerpo, 
a las sorpresas,los encantos y las decepciones de la ceremonia.
Habituado sin saberlo a los ritmos de la Maga, 
de pronto un nuevo mar un diferente oleaje lo arrancaba a los automatismos, 
lo confrontaba,parecía denunciar oscuramente su soledad enredada de simulacros.
Encanto y desencanto,de pasar de una boca a otra, 
de buscar con los ojos cerrados un cuello donde la mano ha dormido recogida y sentir que la curva es diferente, una base más espesa,un tendón que se crispa brevemente, 
con el esfuerzo de incorporarse para besar o morder.
Cada momento de su cuerpo frente a un desencuentro delicioso,
tener que alargarse un poco más o bajar la cabeza para encontrar la boca que antes estaba ahi tan cerca, acariciar una cadera más ceñida,incitar a una réplica y no encontrarla,
insistir distraído,hasta darse cuenta de que todo hay que inventarlo otra vez,
que el código no ha sido estatuído, que las claves y las cifras van a nacer de nuevo,serán diferentes ,responderán a otra cosa.
El peso, el olor,el tono de una risa o una súplica, los tiempos
y las precipitaciones, nada coincide siendo igual,todo nace de nuevo siendo inmortal,
el amor juega a inventarse, huye de sí mismo para volver en su espiral sobrecogedora ,
los senos cantan de otro modo,la boca besa más profundamente o como de lejos y en un momento
donde antes había como cólera y angustia, es ahora el juego puro,el retozo increíble o al revés, a la hora que antes se caía en el sueño,el balbuceo de dulces cosas tontas ,
ahora hay una tensión,algo incomunicado ,pero presente que exige incorporarse, algo como una rabia insaciable.
Sólo el placer en su aletazo último es el mismo,antes y después el mundo se ha hecho pedazos y hay que nombrarlo de nuevo dedo por dedo, labio por labio, sombra por sombra."
          

       

Carta a la Amada Inmortal-Ludwig van Beethoven


Carta a la Amada Inmortal
    

"Mi ángel, mi todo, mi yo...
¿Por qué esa profunda pesadumbre cuando es la necesidad quien habla?
¿Puede consistir nuestro amor  en otra cosa que sacrificios, en exigencias de todo y nada?
¿Puedes cambiar el hecho de que tú no seas eternamente mía y yo eternamente tuyo?
Contempla la hermosa naturaleza y tranquiliza tu ánimo en presencia de lo inevitable .
El amor exige todo y con pleno derecho a mí,  para contigo y a ti para conmigo.
Sólo que olvidas tan fácilmente que yo tengo que vivir para mí y para tí.
Si estuviéramos unidos ni tú ni yo hubiéramos sentido lo doloroso.
Mi viaje fue horrible...
Alégrate, sé mi más fiel y único tesoro, mi todo ,como yo para tí.
Lo demás que tenga que ocurrir y deba ocurrir con nosotros, los dioses habrán de enviarlo...
Tarde del lunes, tú sufres...donde yo estoy también estás tú conmigo.
 Conmigo y contigo haré yo que pueda vivir a tu lado.
 Qué vida ¡¡¡así!!! Sin tí... 
Perseguido por la bondad de algunas personas que no quiero recibir porque no la merezco.
Me duele la humildad del hombre hacia el hombre.
Y cuando me considero en conexión con el Universo
¿qué soy yo y qué es Aquel a quien llaman más grande?
Y sin embargo ahí aparece de nuevo lo divino del hombre.
Lloro al pensar que probablemente no recibirás mi primera noticia antes del sábado.
Tanto como tú me amas mucho más te amo yo a tí..!
¡Tan cerca! ¡Tan lejos! ....
¡Oh, Dios mío! ¿Por qué habrá que estar separados cuando se ama así ?
Tu amor me ha hecho al mismo tiempo el ser más feliz y el más desgraciado ..
A mis años necesitaría ya alguna uniformidad, alguna normalidad  en mi vida..
¿Puede haberla con nuestras relaciones?....
Hoy y ayer ¡cuánto anhelo y cuantas lágrimas pensando en tí...mi vida, mi todo!
Adiós, quiéreme siempre...
Eternamente tuyo, eternamente mía , eternamente nuestros."
                    Ludwig van Beethoven

Rayuela Capitulo 7 Fragmento-Julio Cortázar

Rayuela Capítulo 7
Fragmento
Julio Cortázar
Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca,
voy dibujándola como si saliera de mi mano.
como si por primera vez tu boca se entreabiera,
y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar.
Hago nacer cada vez la boca que deseo,
la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara,
una boca elegida entre todas,
con soberana libertad elegida por mí
para dibujarla con mi mano en tu cara,
 y que por un azar que no busco comprender
coincide exactamente con tu boca
que sonríe por debajo de mi mano que la dibuja.

Me mirás, de cerca me mirás, cada vez más de cerca
y entonces jugamos al cíclope,
nos miramos cada vez más de cerca
y los ojos se agrandan, se acercan entre si,
 se superponen y los cíclopes se miran ,respirando confundidos,
las bocas se encuentran y luchan tibiamente
mordiéndose con los labios,
apoyando apenas la lengua
entre los dientes, jugando en sus recintos,
donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio.
Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo,
acariciar lentamente la profundidad de tu pelo
mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces,
de movimientos vivos ,de fragancia oscura.
Y si nos mordemos el dolor es dulce,
y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento,
 esa muerte es bella.
Y hay una sola saliva
 y un solo sabor a fruta madura
y yo te siento temblar como una luna en el agua.


Los Formales y el frío-Mario Benedetti


Los Formales y el frío
Mario Benedetti

Quién iba a prever que el amor ( ese informal)
se dedicara a ellos ( tan formales)
Mientras almorzaban por primera vez
ella muy lenta y él no tanto
y hablaban con sospechosa objetividad
de grandes temas en dos volúmenes.
Su sonrisa ( la de ella)
era como un augurio o una fábula
Su mirada ( la de él ) tomaba nota
de cómo eran sus ojos ( los de ella)
pero sus palabras ( las de él)
no se enteraban de esa dulce encuesta
Como siempre ( o como casi siempre)
la política condujo a la cultura
así que por la noche concurrieron al teatro
sin tocarse una uña o un ojal
ni siquiera una hebilla o una manga
y como a la salida hacía bastante frío
y ella no tenía medias
sólo sandalias por las que asomaban
unos dedos muy blancos e indefensos
fue preciso meterse en un boliche
Y ya que el mozo demoraba tanto
ellos optaron por la confidencia
extra seca y sin hielo , por favor
Cuando llegaron a su casa ( la de ella)
ya el frío estaba en sus labios ( los de él)
de modo que ella ( fábula y augurio)
le dio refugio y café instantáneos
Una hora apenas de biografía y nostalgias
hasta que al fin sobrevino un silencio
como se sabe en estos casos es bravo
decir algo que realmente no sobre
El probó “ sólo falta que me quede a dormir”
y ella probó “ por qué no te quedás”
y él “ no me lo digas dos veces”
y ella “ bueno,¿ por qué no te quedás?”
De manera que él se quedó ( en principio)
 a besar sin usura sus pies fríos ( los de ella)
después ella besó sus labios ( los de él)
que a esa altura ya no estaban tan fríos
y sucesivamente así...
mientras los grandes temas
dormían el sueño que ellos no durmieron.

SOLILOQUIO DEL SOLTERON-Roberto Arlt

SOLILOQUIO DEL SOLTERÓN
Roberto Arlt
       



  Me miro el dedo gordo del pie, y gozo.
            Gozo porque nadie me molesta. Igual que una tortuga, a la mañana, saco la cabeza debajo la caparazón de mis colchas y me digo, sabrosa­mente, moviendo el dedo gordo del pie:
            -Nadie me molesta. Vivo solo, tranquilo y gordo como un archi­preste glotón.
            Mi camita es honesta, de una plaza y gracias. Podría usarla sin repa­ro ninguno el Papa o el arzobispo.
            A las ocho de la mañana entra a mi cuarto la patrona de la pensión, una señora gorda, sosegada y maternal. Me da dos palmaditas en la es­palda y me pone junto al velador la taza de café con leche y pan con man­teca. Mi patrona me respeta y considera. Mi patrona tiene un loro que dice: "¡Ajuá! ¿Te fuiste? Que te vaya bien", y el loro y la patrona me consuelan de que la vida sea ingrata para otros, que tienen mujer y, ade­más de mujer, una caterva de hijos.
            Soy dulcemente egoísta y no me parece mal.
            Trabajo lo indispensable para vivir, sin tener que gorrear a nadie, y soy pacífico, tímido y solitario. No creo en los hombres, y menos en las mujeres, mas esta convicción no me impide buscar a veces el trato de ellas, porque la experiencia se afina en su roce, y además no hay mujer, por mala que sea, que no nos haga indirectamente algún bien.
            Me gustan las muchachitas que se ganan la vida. Son las únicas mu­jeres que provocan en mí un respeto extraordinario, a pesar de que no siempre son un encanto. Pero me gustan porque afirman un sentimiento de independencia, que es el sentido interior que rige mi vida.
            Más me gustan todavía las mujeres que no se pintan. Las que se la­van la cara, y con el cabello húmedo, salen a la calle, causando una sen­sación de limpieza interior y exterior que haría que uno, sin escrúpulos de ninguna clase, les besara encantado los pies.
            No me gustan los chicos, sino excepcionalmente. En todo chiquillo, casi siempre se descubren fisonómicamente los rastros de las pillerías de los padres, de manera que sólo me agradan a la distancia y cuando pienso artificialmente con el pensamiento de los demás que coinciden en decir: "¡Qué chicos, son un encanto!", aunque es mentira.
            Me baño todos los días en invierno y verano. Tener el cuerpo limpio me parece que es el comienzo de la higiene mental.
            Creo en el amor cuando estoy triste, cuando estoy contento miro a ciertas mujeres como si fueran mis hermanas, y me agradaría tener el po­der de hacerlas felices, aunque no se me oculta que tal pensamiento es un disparate, pues si es imposible que un hombre haga feliz a una sola mujer, menos todavía a todas.
            He tenido varias novias, y en ellas descubrí únicamente el interés de casarse, cierto es que dijeron quererme, pero luego quisieron también a otros, lo cual demuestra que la naturaleza humana es sumamente inesta­ble, aunque sus actos quieran inspirarse en sentimientos eternos. Y por eso no me casé con ninguna.
            Personas que me conocen poco dicen que soy un cínico; en verdad, soy un hombre tímido y tranquilo, que en vez de atenerse a las aparien­cias busca la verdad, porque la verdad puede ser la única guía del vivir honrado.
            Mucha gente ha tratado de convencerme de que formara un ho­gar; al final descubrí que ellos serían muy felices si pudieran no tener hogar.
            Soy servicial en la medida de lo posible y cuando mi egoísmo no se resiente mucho, aunque me he dado cuenta que el alma de los hombres está constituida de tal manera, que más pronto olvidan el bien que se les ha hecho que el mal que no se les causó.
            Como todos los seres. humanos he localizado muchas mezquindades en mí y más me agradaría no tener ninguna, mas al final me he convenci­do que un hombre sin defectos sería inaguantable, porque jamás le daría motivo a sus prójimos para hablar mal de él, y lo único que nunca se le perdona a un hombre, es su perfección.
            Hay días que me despierto con un sentimiento de dulzura florecien­do en mi corazón. Entonces me hago escrupulosamente el nudo de la cor­bata y salgo a la calle, y miro amorosamente las curvas de las mujeres. Y doy las gracias a Dios por haber fabricado un bicho tan lindo, que con su sola presencia nos enternece los sentidos y nos hace olvidar todo lo que hemos aprendido a costa del dolor.
            Si estoy de buen humor, compro un diario y me entero de lo que pasa en el mundo, y siempre me convenzo de que es inútil que pro­grese la ciencia de los hombres si continúan manteniendo duro y agrio su corazón como era el corazón de los seres humanos hace mil años.
            Al anochecer vuelvo a mi cuartujo de cenobita, y mientras espero que la sirvienta -una chica muy bruta y muy irritable- ponga la mesa, "sotto voce" canturreo Una furtiva lágrima, o sino Addio del passato o Bei giorni ridenti... Y mi corazón se anega de una paz maravillosa, y no me arrepiento de haber nacido.
            No tengo parientes, y como respeto la belleza y detesto la des­composición, me he inscripto en la sociedad de cremaciones para que el día que yo muera el fuego me consuma y quede de mí, como úni­co rastro de mi limpio paso sobre la tierra, unas puras cenizas.

("Aguafuertes porteñas"  Roberto Arlt)

Rayuela-Capítulo 93 Fragmento extractado-Julio Cortázar


" Rayuela- Capítulo 93  
Julio Cortázar"

"Pero el amor, esa palabra...
Moralista yo, temeroso de pasiones sin una razón de aguas hondas,
desconcertado y arisco en la ciudad, donde el amor se llama con todos los nombres de todas las calles, de todas las casas, de todos los pisos, de todas las habitaciones, de todas las camas, de todos los sueños, de todos los olvidos o los recuerdos.
Amor mío, no te quiero por vos o por mí, ni por los dos juntos, no te quiero porque la sangre me llame a quererte,
te quiero porque no  sos mía, porque estás del otro lado,
ahí donde me invitás a saltar y no puedo dar el salto,
porque en lo más profundo de la posesión no estás en mí,
no te alcanzo, no paso de tu cuerpo o de tu risa(...)
...para vos la operación del amor es tan sencilla, te curarás antes que yo(...)
Claro que te curarás, porque vivís en la salud,
después de mi será cualquier otro, eso se cambia como los corpiños.
Stop, ya está bien así(...)
Por qué stop?
Por miedo a empezar las fabricaciones, son tan fáciles.
Sacás una idea de ahí, un sentimiento de otro estante,
los atás con ayuda de palabras y resulta que te quiero.
Total parcial: te quiero.
Total general: te amo:
Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir a alguien y casarse con él.
Lo eligen, lo juro, los he visto.
Como si se pudiese elegir en el amor, como si el amor no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio .
Vos dirás que lo eligen por que lo aman, yo creo que es al revés.
Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto.(...)
Al despedirnos éramos como dos chicos que se han hecho estrepitosamente amigos en una fiesta de cumpleaños y se siguen mirando, mientras los padres los tiran de la mano y los arrastran y es un dolor dulce y una esperanza y se sabe que uno se llama... y  el otro ...y basta para que el corazón sea como una frutilla y...
Por qué no?
Hablo de entonces y no de este balance en que ya sabemos que el juego está jugado."

"Rayuela"  Capítulo 93  Julio Cortázar

Poema de los dones-Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges
Poema de los dones




Nadie rebaje a lágrima o reproche 
Esta declaración de la maestría 
De Dios, que con magnífica ironía 
Me dio a la vez los libros y la noche.


De esta ciudad de libros hizo dueños
A unos ojos sin luz, que sólo pueden
Leer en las bibliotecas de los sueños
Los insensatos párrafos que ceden


Las albas a su afán. En vano el día 
Les prodiga sus libros infinitos, 
Arduos como los arduos manuscritos 
Que perecieron en Alejandria.


De hambre y de sed (narra una historia griega) 
Muere un rey entre fuentes y jardines;
Yo fatigo sin rumbo los confines 
De esa alta y honda biblioteca ciega.


Enciclopedias, atlas, el Oriente 
Y el Occidente, siglos, dinastías, 
Símbolos, cosmos y cosmogonías 
Brindan los muros, pero inútilmente.


Lento en mi sombra, la penumbra hueca 
Exploro con el báculo indeciso, 
Yo, que me figuraba el Paraíso 
Bajo la especie de una biblioteca.


Algo, que ciertamente no se nombra 
Con la palabra azar, rige estas cosas; 
Otro ya recibió en otras borrosas 
Tardes los muchos libros y la sombra.


Al errar por las lentas galerías 
Suelo sentir con vago horror sagrado 
Que soy el otro, el muerto, que habrá dado 
Los mismos pasos en los mismos días.


¿Cuál de los dos escribe este poema 
De un yo plural y de una sola sombra? 
¿Qué importa la palabra que me nombra 
si es indiviso y uno el anatema?


Groussac o Borges, miro este querido 
Mundo que se deforma y que se apaga 
En una pálida ceniza vaga 
Que se parece al sueño y al olvido.
(De «El Hacedor»)


 

 (El 24 de agosto de 1899, nace en Buenos Aires Jorge Luis Borges en casa de Isidoro Acevedo, su abuelo paterno. Es bilingüe desde su infancia y aprenderá a leer en inglés antes que en castellano por influencia de su abuela materna de origen inglés. A los siete años escribe en inglés un resumen de la mitología griega; a los ocho, La visera fatal, inspirado en un episodio del Quijote; a los nueve traduce del inglés "El príncipe feliz" de Oscar Wilde.)

Los espejos- Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges 

Los espejos







Yo que sentí el horror de los espejos
No sólo ante el cristal impenetrable
Donde acaba y empieza, inhabitable,
un imposible espacio de reflejos

Sino ante el agua especular que imita
El otro azul en su profundo cielo
Que a veces raya el ilusorio vuelo
Del ave inversa o que un temblor agita

Y ante la superficie silenciosa
Del ébano sutil cuya tersura
Repite como un sueño la blancura
De un vago mármol o una vaga rosa,
Hoy, al cabo de tantos y perplejos
Años de errar bajo la varia luna,
Me pregunto qué azar de la fortuna
Hizo que yo temiera los espejos.

Espejos de metal, enmascarado
Espejo de caoba que en la bruma
De su rojo crepúsculo disfuma
Ese rostro que mira y es mirado,

Infinitos los veo, elementales
Ejecutores de un antiguo pacto,
Multiplicar el mundo como el acto
Generativo, insomnes y fatales.
Prolongan este vano mundo incierto
En su vertiginosa telaraña;
A veces en la tarde los empaña
El hálito de un hombre que no ha muerto.


Nos acecha el cristal. 
Si entre las cuatro
Paredes de la alcoba hay un espejo,
Ya no estoy solo. 
Hay otro. 
Hay el reflejo
Que arma en el alba un sigiloso teatro.

Todo acontece y nada se recuerda
En esos gabinetes cristalinos
Donde, como fantásticos rabinos,
Leemos los libros de derecha a izquierda.


Claudio, rey de una tarde, rey soñado,
No sintió que era un sueño hasta aquel día
En que un actor mimó su felonía
Con arte silencioso, en un tablado.


Que haya sueños es raro, que haya espejos,
Que el usual y gastado repertorio
De cada día incluya el ilusorio

Orbe profundo que urden los reflejos.

Dios (he dado en pensar) pone un empeño

En toda esa inasible arquitectura

Que edifica la luz con la tersura

Del cristal y la sombra con el sueño.

Dios ha creado las noches que se arman

De sueños y las formas del espejo

Para que el hombre sienta que es reflejo

Y vanidad. 
Por eso nos alarman.

ORIGEN DE LA COMEDIA Y LA TRAGEDIA-Aristóteles

ORIGEN DE LA COMEDIA Y LA TRAGEDIA 
Aristóteles


Y tal es precisamente la diferencia que separa la trage­dia de la comedia, puesto que ésta se propone reproducir por imitación a hombres peores que los normales, y aquélla a mejores.


MANERA DE IMITAR
Se da aún una tercera diferencia en estas artes: en la manera de reproducir imitativamente cada uno de los objetos, Porque se puede imitar y repre­sentar las mismas cosas con los mismos medios, sólo que unas veces en forma narrativa, otras alterando el carácter —como lo hace Homero, o conservando el mismo sin cambiarlo, o representando a los imitados cual actores y gerentes de todo.


CONCLUSIÓN

Como dijimos, pues, al principio, las tres diferencias propias de la reproducción imitativa con­sisten en aquello en que, en los objetos y en la manera.

Desde un cierto punto de vista, pues, Homero y Sófocles serían imitadores del mismo tipo, pues ambos reproducen imitando a los mejores, y, desde otro, lo serían Homero y Aristófanes, puesto que ambos imitan y reproducen a hombres en acción y en eficiencia.


ETIMOLOGÍAS DE "DRAMA Y COMEDIA"

Y por, este motivo se llama a tales obras dramas, porque en ellas se imita a hombres en acción.

Y por esta misma razón los dorios reclaman para sí la tragedia y la comedia, los mega ricos residentes aquí reclaman por suya la comedia, como engendro de su democracia, y lo mismo hacen los de Sicilia, porque de allá es el poeta Epicarmo, muy anterior a Xiónides y Magneto; algunos peloponesios reclaman para sí la tragedia—, y dan como razón e indi­cio los nombres mismos, porque dicen que, entre ellos, a los suburbios se los llama komas, κώμας, mientras que los atenienses los denominan demos, δήμος y a los come­diantes se les dio tal nombre no precisamente porque anduvieran en báquicas jaranas, Âomadsein, κωμάζειν, sino porque andaban errantes de poblacho en poblacho, ya que en las ciudades no se los apreciaba.


Además: los dorios dan al obrar el nombre de dran, δ??ραν mientras que los atenienses emplean el de prattein, πράττειν.

Baste, pues, con esto acerca de cuántas y cuáles sean las diferencias en la reproducción imitativa.


HISTORIA DE LA TRAGEDIA


De todas maneras, tanto co­media como tragedia se originaron espontáneamente de los comienzos dichos: la una, de los entonadores del ditiram­bo: la otra, de los de cantos fálicos— que aún se con­servan en vigor y en honor en muchas ciudades—, y a partir de tal estado fueron desarrollándose poco a poco hasta llegar al que estamos presenciando, Y la tragedia, después de haber variado de muchas maneras, al fin, conseguido el estado conveniente a su naturaleza, se fijó.
En cuanto al número de actores, comenzó Esquilo por aumentarlo de uno a dos; disminuyó la parte del coro y dio al diálogo la principal.

Sófocles elevó a tres el nú­mero de los actores e hizo decorar el escenario.

Demás de esto, la tragedia, de pequeña trama que antes era, y de vo­cabulario cómico, vino a adquirir grandeza; y, desecha­do de sí el tono satírico, que a su origen debía, finalmente después de largo tiempo llegó a majestad.

Y en lugar del tetrámetro trocaico echó mano de iambo, que, a los comienzos se usó el tetrámetro por ser entonces poesía de estilo satírico y por más acomodado para el baile. Mas, introducido el diálogo. la naturaleza misma de la tragedia halló la métrica que le era propia, porque, de entre todas las clases de metro, es el iambo el más decible de todos.

De lo cual es indicio el que, en el diálogo, nos salen casi siempre iambos, 38 mientras que raras veces hablamos en exámetros, y esto solamente cuando declinamos del tono de diálogo.

Dícese además que se la adornó con episodios en abun­dancia, y con otros ornamentos.

Dése todo esto por dicho, que examinar tales puntos uno por uno fuera tal vez demasiado trabajo.


(De LA POÉTICA-SOBRE POÉTICA)

Una gira por la biblioteca,con la música y la visión de las artes que pueblan mis memorias

Wonalixia Arte
Una gira por la biblioteca,con la música y la visión de las artes que pueblan mis memorias



Dedico este blog a mi padre y a mi madre, quienes han sido  los que me abrieron la puerta al mundo de la poesía, la literatura, la pintura, la música y la danza, desde mi primera infancia.



MILLA JOVOVICH-De las pasarelas a Juana de Arco

MILLA JOVOVICH
De las pasarelas a Juana de Arco

Espléndida mujer, con un rostro maravilloso y rasgos privilegiados, puede lucir muy glam en una gráfica, o puede calzar en el" physic du rol" de Joan D´Arc o en Alicia en la saga de las tres películas originadas en el videogame Resident Evil, o de Violet, en el otro comic llevado al cine, "UltraVioleta" desplegando su figura esbelta y toda la agilidad de un cuerpo atlético preparado para las escenas de acción, iniciados en el papel de Lee-loo de "El Quinto Elemento".
Ultimamente se ha dedicado a películas más comprometidas en papeles más exigentes y guiones muy distintos.
Creadora además de su propia línea de ropa "Jovovich Hakw " (este es un link para ver la línea)desde el 2003 y de diseñar para firmas como Mango, debió cerrar en 2009 su firma debido a la crisis entre la demanda creciente de sus productos y sus compromisos de filmación.
Aunque ya tiene en sus bocetos preparada la línea de diseños para niños, inspirada en su propia niñez, y anunció que vuelve muy pronto con un nuevo emprendimiento.
Aquí  les dejo un resumen de su producción fotográfica (en realidad son fotos que seleccioné de acuerdo a mi preferencia).