User-agent: * Allow: / Wonalixia Arte©: 03-may-2012

Páginas

jueves, 3 de mayo de 2012

El amor después del amor -Versión de Antonio Resines y Herminia Bevia,original Derek Walcott

El amor después del amor
Versión de Antonio Resines y Herminia Bevia ,original Derek Walcott



El tiempo vendrá
cuando, con gran alegría,
tú saludarás al tu mismo que llega
a tu puerta, en tu espejo,
y cada uno sonreirá a la bienvenida del otro,y dirá, siéntate aquí.
Come.
Seguirás amando al extraño que fue tú mismo.
Ofrece vino.
Ofrece pan.
Devuelve tu amor a ti mismo, al extraño que te amó
toda tu vida, a quien no has conocido
para conocer a otro corazón, que te conoce de memoria.
Recoge las cartas del escritorio,las fotografías, las desesperadas líneas,
despega tu imagen del espejo.
Siéntate.
Celebra tu vida.

Love after love- Derek Walcott ( Antillas, 1930- )

Love after love
Derek Walcott ( Antillas, 1930- )



The time will come
when, with elation
you will greet yourself arriving
at your own door, in your own mirror
and each will smile at the other's welcome,
and say, sit here.
Eat.
You will love again the stranger who was your self.
Give wine.
Give bread.
Give back your heart
to itself, to the stranger who has loved you
all your life, whom you ignored
for another, who knows you by heart.
Take down the love letters from the bookshelf,
the photographs, the desperate notes,
peel your own image from the mirror.
Sit.
Feast on your life.

LA CARICIA PERDIDA-Alfonsina Storni


LA CARICIA PERDIDA
Alfonsina Storni



Se me va de los dedos la caricia sin causa,
se me va de los dedos...
En el viento, al pasar,la caricia que vaga sin destino ni objeto,
la caricia perdida ¿quién la recogerá?


Pude amar esta noche con piedad infinita,
pude amar al primero que acertara a llegar.
Nadie llega. Están solos los floridos senderos.
La caricia perdida, rodará... rodará...
Si en los ojos te besan esta noche, viajero,
si estremece las ramas un dulce suspirar,
si te oprime los dedos una mano pequeña
que te toma y te deja, que te logra y se va.


Si no ves esa mano, ni esa boca que besa,
si es el aire quien teje la ilusión de besar,
oh, viajero, que tienes como el cielo los ojos,
en el viento fundida, ¿me reconocerás?